Castillo de Casarabonela

De Malagapedia
(Redirigido desde «El castillo»)
Saltar a: navegación, buscar

  EL CASTILLO DE CASARABONELA

Hoy en día apenas quedan 4 torres y algunos paños de sus lienzos de muralla, pero en la época musulmana fue una de las fortalezas más fuerte del Reino de Granada, sobre el siglo IX los musulmanes lo ampliaron y restauraron por orden del insigne caudillo Omar Ben Hafsaum el cual acaudilló la rebelión mozárabe-muladí durante muchos años, nos dice la historia que una hueste cordobesa capitaneada por los alcaides Abán y Ahmed partió en los últimos años del siglo IX del estrecho de Gibraltar y después de recorrer varios pueblos de Cádiz pasaron a los campos de Jubrique, Ojén, Fuengirola y Coín, desde este último pueblo pasaron a Casarabonela “la Casa Bonaira de aquella época” cuyo castillo es fácil tomaran o por lo menos hostilizaran y siguiendo el curso del Wady Beni Abd Er Ramhma (actual Arroyo de las Cañas) que atraviesa su término, acamparon en los márgenes del mismo en las cercanías de Bobastro pero sin lograr la conquista de éste.

Dicha fortaleza fue muy importante tanto en los enfrentamientos que dicho caudillo mantuvo contra el califato cordobés y posteriormente con los enfrentamientos entre nazaríes y cristianos. La fortaleza de Casarabonela fue un gran cinturón defensivo de la fortaleza de Bobastro que está a unos doce kilómetros de Casarabonela El Castillo de Casarabonela fue el último en ser conquistado por la tropas castellanas en el año de 1485 éste no fue desmantelado por los Reyes Católicos y mantuvo el uso como fortaleza militar hasta el siglo XVII. El primer Alcalde de dicha fortaleza ya en manos cristianas fue Don Sancho de Rojas y Córdoba, alférez mayor de los monarcas el cual acompañó a los monarcas en toda la reconquista, éstos lo comisionaron para que en su nombre se posesionara de la villa y tomara juramento a los moros de la misma, en premio a sus servicios fue nombrado Alcalde, título que seguirían sus descendientes, cobrando por dicho cargo cien mil maravedís de salario al año Los estragos que el tiempo y las guerras habían producido en nuestra fortaleza eran bien sensibles, allá por el año de 1494 y del que hay noticias en el tomo primero de repartimientos de Málaga (folio 393) un terremoto cuarteo sus muros, los momentos fueron muy críticos; la ciudad de Málaga viendo la importancia del papel que todavía jugaba nuestra fortaleza, procedió a su reconstrucción y ordenó a su Alcalde por aquel entonces Don Cristóbal de Córdoba y Mendoza nieto del ya citado Don Sancho de Rojas, que se encerrase en la fortaleza con 150 hombres armados. Durante los siglos XVI y XVII aunque ya en estado francamente ruinoso, nuestra fortaleza aún prestó excelentes servicios a la población, se dice que en sus habitaciones estaban instalados el Cabildo, la Audiencia y el Pósito de la Villa.

Los descendientes de Don Sancho de Rojas que durante toda la edad moderna poseyeron casas y extensos terrenos en la población, nunca dejaron de hacer valer sus derechos como alcaldes del mismo. En Febrero de 1832 se celebra un Cabildo Capitular en el cual se lee un documento del duque de Arcos reclamando un sobresueldo que por desempeñar dicho cargo de alcalde le correspondía.

En Abril de 1895 hubo un desprendimiento de de enormes moles de piedras a causa de los fuertes temporales de viento y lluvia el cual sepultó una casa y amenazó hundir el templo parroquial, los habitantes del viejo Arrabal y de las calles de San Juan, Baluarte y Espeñas huyeron presos del pánico y 300 familias se quedaron sin albergue . El 10 de Marzo de 1916 a las 06:30 h se produce otro desprendimiento de enormes piedras que cayeron sobre una casa situada a espaldas de la sacristía de la iglesia, en la calle Castillo ocasionando la muerte de una joven de 18 años María Vera Ponce, que aquella misma noche había estado celebrando un bautizo del cual fue la madrina, afortunadamente se salvaron los padres, hermanos y una amiga de la victima que había abandonado el lecho en el que ambas dormían.


Curiosidades:

Según cuentan vecinos/as de la Villa, antiguamente había personas que soñaron que en sus profundos sueños se les aparecía la imagen de un moro que los citaba a ir de noche a las ruinas del castillo para desenterrar un tesoro, la persona tenia que ir sola, además de ollas que han rodado por la calle anexa a él (calle Castillo), como la existencia de un pasadizo que va desde el castillo hasta un lugar llamado “la Puente” atravesando todo el pueblo. Como también unas anécdotas en las que se dice que una noche dos vecinos fueron a las ruinas del castillo concretamente a la llamada Peña de María Fortuna para desenterrar un tesoro que ellos suponían estaba en dicha peña, éstos llevaban un candil que empezó a apagarse y encenderse y algo desconcentrados siguieron excavando, pero al poco rato el candil se apagó del todo y ellos fueron abofeteados y echados del lugar por algún alma vagante, pues no vieron nada solo sintieron las bofetadas que les dieron y huyeron del lugar presos del pánico; otra anécdota es que un día un muchacho que cuidaba cerdos en la llamada Era de Abajo encontró dentro de una raja una taza de gran valor que sin querer se le calló y rompió, pues al cogerla veía un objeto dorado que el muchacho quería coger ,pero dicho objeto cada vez se le iba desplazando hacia adentro y era imposible coger, al darse el muchacho la vuelta vio en plena luz del día una mujer de gran altura vestida de blanco que le alzaba las manos como si de allí lo quisiera echar, el muchacho preso del terror huyó corriendo dejando los cerdos a su suerte y me consta que jamás ha vuelto a entrar en las ruinas de de lo que fue aquella fuerte Fortaleza de Casarabonela Actualmente el recinto tiene habilitado un centro de interpretación que dispone de una maqueta y varios paneles temáticos hechos en forja que relata la vida en al- Andalus.

Está declarado como Bien de Interés Cultural.

Horarios de visitas

Sábados: 10:00 H a 19:00 H. Domingos: 10:00 H a 19:00 H.

Para más información y visitas guiadas contactar con la Oficina Municipal de Turismo, C/ Real 5. Tlno: 952456067

Ayuntamiento de Casarabonela, Tlno: 952456501

Agradecimiento

Archivos Federico Muñoz, Francisca Santiago, Margarita Santiago, Francisco Gómez Armada.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)