Hospital e Iglesia de San Juan de Dios (Antequera)

De Malagapedia
Saltar a: navegación, buscar

En el año 1667, la Orden de Padres Hospitalarios de San Juan de Dios funda convento en Antequera, instalándose provisionalmente en el ya existente hospital de Santa Ana, que era fruto de la fusión de cinco pequeños hospitales.

La obra de la actual fábrica se inicia en el año 1696, realizando la fachada de la Iglesia los maestros Francisco del Castillo e Ignacio de Urceta, sobre la traza y dirección del arquitecto Melchor de Aguirre.

Una vez cubierto el interior, aunque carente de ornamentación de estuco, el maestro alarife Tomás de Melgarejo en 1712 firma escritura para dirigir el complejo programa ornamental.

La Iglesia fue bendecida en 1716, aunque las obras del Convento y Hospital no finalizaron hasta finales del siglo XVIII.

El valor artístico del inmueble reside en sus formas, a caballo entre el estilo manierista, ejemplificado en la fachada de la Iglesia, y el barroco, donde sobresalen una serie de elementos arquitectónicos y ornamentales.

Destaca la cúpula sobre pechinas del crucero, en su interior domina la exuberante decoración de ricas yeserías de diversas y movidas formas. Asimismo, es de gran interés el amplio conjunto pictórico que decora la Iglesia y sacristía, conformando una interesante simbiosis de yeserías y lienzos, ya que éstos se encuentran embutidos en molduras acodilladas de estuco. Todos ellos son obra del pintor Bartolomé de Aparicio y hacen referencia en su temática a pasajes de la vida de San Juan de Dios, salvo el lienzo situado en el coro que representa el tema iconográfico de la Anunciación.

Del primitivo Hospital se conserva el patio principal, levantado en la segunda mitad del siglo XVIII y la monumental escalera de tipo imperial, único ejemplar existente en Antequera.


Localización

{{{descripción}}}

Descripción

La Iglesia tiene planta de cruz latina, cúpula en el crucero y cabecera plana.

La nave, brazos del crucero y la capilla mayor se cubren con bóveda de medio cañón con fajones y lunetos decorados con rica yesería. En los muros perimetrales se abren vanos de medio punto, que albergan retablos, entre pilastras decoradas con macollas vegetales que envuelven querubines, de cuyos capiteles corintios surgen protomos de pegasos, y sobre los arcos se disponen diversas molduras de estuco acodilladas, que delimitan lienzos cuya iconografía representan pasajes de la vida de San Juan de Dios. En la zona superior de los muros muestra movido entablamento decorado con águilas y palmetas que alternan con cabezas de querubines.

El amplio conjunto pictórico, de óleos sobre lienzo que decoran los muros de la Iglesia y sacristía fue realizado por el pintor Bartolomé de Aparicio entre 1710 y 1715. Los siete situados en la nave y brazos del crucero miden 1 x m y datan de 1713.

En el muro izquierdo de la nave, en el segundo, tercer y cuarto tramos, se representan escenas de San Juan de Dios asistiendo a la predicación de San Juan de Avila en Granada, cuidando el rebaño de Oropesa y en la Aparición de la Virgen bajo la advocación de Guadalupe.

En los testeros colaterales del crucero, en el lado del Evangelio, tras el retablo de la Inmaculada, se representa al Santo titular con un fardo de leña y alumbrado por ángeles. En el lado de la Epístola, tras el ático del retablo de San Juan de Dios, se presenta a éste abofeteado por un caballero mancebo.

También en el muro derecho, en el cuarto tramo de la nave, se escenifica la Conversión de Antón Martín por parte de San Juan de Dios, y en el tercero, sobre la hornacina que alberga un retablo, nuevamente se contempla al Santo titular que es azotado en el Hospital Real de Granada.

En el muro lateral izquierdo del presbiterio se ubican los temas iconográficos de San Juan de Dios ante el altar del Sagrario de Granada. En el derecho se representa a San Juan de Dios portando un enfermo. Ambos fueron realizados en 1715 y miden 3 x m.

En el frontal de los brazos del crucero se representan La aparición de la Virgen, San Juan Evangelista, el Arcángel San Rafael y San Juan de Dios en el lecho de muerte, en el lado derecho, y en el izquierdo, la muerte de rodillas del Santo titular. Miden 1 x m y 1 x m. Asimismo, a los pies de la nave, sobre el muro del coro alto, se presenta el tema iconográfico de La Anunciación. Mide 2 x m.

A los pies del templo se levanta el coro elevado sobre bóveda de nervios que cubre el sotacoro. Muestra a la nave un frente trilobulado, decorado con molduras de perfil mixtilíneo cubierto con decoración vegetal y antropomorfa, presidido por el escudo de la orden.

En los testeros colaterales del crucero se ubican dos retablos de igual composición. Constan de banco, un cuerpo con hornacina central flanqueada por columnas salomónicas y entablamento superior que se eleva en arco de medio punto. En la zona superior se levanta el ático dispuesto con un cuadro coronado con penacho. El conjunto se encuentra decorado con motivos florales, ángeles y dos pequeños lienzos en sus laterales. Las hornacinas albergan las imágenes de la Inmaculada, de paños muy movidos, obra del siglo XVIII, y la imagen de vestir de San Juan de Dios.

La cúpula del crucero descansa sobre tambor y pechinas decoradas con los escudos de los Díez de Tejada, patronos de la capilla mayor. El tambor presenta sólidos machones decorados que sirven de base a los ocho nervios de la bóveda, cuya finísima decoración forma un anillo de palmetas en el arranque del cupulino. El conjunto está decorado en las bóvedas y muros con blancas y movidas yeserías, de rizados estucos, fondeados y fileteados de azul, en los que predominan los motivos vegetales, así como ángeles y determinados temas de una fauna fantástica.

La capilla mayor se encuentra a nivel más alto que la nave. Cubre su cabecera el retablo mayor, obra anónima realizada en 1759 en madera dorada y policromada. Mide 16 x m. Se compone de banco, con sagrario y manifestador a modo de templete, con hornacina central flanqueada con columnas salomónicas, y cubierto mediante cúpula de media naranja. Un cuerpo de tres calles, con hornacina en la central que alberga la imagen de la Inmaculada, y dos repisas en las laterales sobre las que descansan las imágenes de San Joaquín y Santa Ana, esculturas de bulto redondo realizadas en el siglo XVIII.

Las tres calles están flanqueadas por estípites sobre basamento decorado con ángeles, y entablamento superior movido, que da paso al ático, éste de medio punto se compone de tres lienzos de medio punto también, flanqueado el central por estípites representando el Calvario, y los laterales a San Pedro y San Pablo.

La sacristía se comienza a construir en 1701, obra levantada por el maestro Tomás de Melgarejo. Tiene planta rectangular cubierta con bóveda de medio cañón, con lunetos, dividida en tres tramos por arcos fajones. Su decoración general de yeserías responde a los mismos programas ornamentales que la Iglesia. Fueron pintados en el período 1710-1712 por Bartolomé de Aparicio.

Representan las figuras individuales de los Doce Apóstoles, El Salvador y la Virgen Dolorosa. En los medios puntos de los lados menores los temas iconográficos de la Vida de San Juan de Dios y la Exaltación de la Cruz, esta última de composición muy barroca. Miden 4 x m.

El patio del Hospital realizado en la segunda mitad de siglo XVIII es de planta irregular porticado. Presenta en cada frente cuatro arcos de medio punto que apoyan en columnas toscanas sobre pedestales con placas recortadas. En la galería superior, muy reformada, se abren cuatro arcos de tipo carpanel sobre pilares.

La escalera está realizada a fines del siglo XVIII. Se encuentra situada en el lado occidental del patio, es de tipo Imperial y está cubierta en los laterales con dos cuartos de esfera avenerados que dan paso a la bóveda central de gajos que se eleva sobre una cornisa mixtilínea. Las pechinas que la soportan se encuentran cubiertas de decoración de hojarasca que envuelven pequeños cuadros.

En el exterior, la fachada de la Iglesia se compone de un rectángulo flanqueado de dos grandes pilastras toscanas y entablamento superior sobre el que se levanta la espadaña. La fachada se realizó con piedra arenisca procedente de las ruinas de la ciudad romana de Singilia Barba. La portada realizada en caliza roja del Torcal, es de composición manierista, está compuesta con un vano de medio punto entre pilastras y punta de diamantes en las enjutas, coronado con un frontón semicircular, partido y rematado con pirámides de bolas, que dan paso al segundo cuerpo compuesto de una hornacina central, avenerada, en cuyo interior alberga la imagen del santo titular, entre pilastras y frontón semicircular coronado con pináculos. En la zona superior se abren, a cada lado, dos vanos rectangulares y en el centro coronando la portada se ubica el escudo de la Orden delimitado por molduras mixtilíneas.

La cúpula del crucero presenta al exterior el tambor octogonal en el que se abren arquillos bilobulados flanqueados por pilastras. Se cubre con teja de rueda curva sobre armadura de madera con lucernas abiertas en los faldones. La linterna, también octogonal, se compone de arcos de medio punto entre pilastras amensuladas, que sostienen un entablamento denticulado decorado con elementos vegetales. Se corona con tejadillo piramidal de cerámica rematado con un jarrón.

La portada del Hospital presenta el modelo de fachada armazón. Se compone de un alzado de tres pisos siendo el tercero de menor altura. En cada planta se abren tres vanos adintelados cubiertos de reja los laterales y con antepecho, también de balaustres de hierro, el balcón del segundo piso y los tres de la planta tercera. La fachada se encuentra flanqueada con altas pilastras. Sus vanos están coronados con frontones de ladrillos, fruto de la restauración de 1986 en la que se le ha devuelto su diseño original. El acceso al interior está flanqueado por pilastras y un frontón partido.

Referencia

Decreto 209/2005, de 27 de septiembre, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, el Hospital e Iglesia de San Juan de Dios, en Antequera (Málaga).


Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.4/5 (5 votos)