Jeremy Lennon

De Malagapedia
Saltar a: navegación, buscar

Jeremy es un pintor británico que reside en el municipio de Ojén. A pesar de llevar su tierra natal, Inglaterra, en sus entrañas lleva residiendo en este pueblo malagueño desde el año 1999. Siempre ha considerado a Ojén un sitio auténtico, muy agradable por su arquitectura y su entorno natural. Su primera toma de contacto con este pueblo de la Sierra de las Nieves fue el 1984, como no, en la feria en honor al patrón San Dionisio de Aeropajita.  Es curioso el comentario que hace Jeremy sobre Ojén: "A primera vista, Ojén me parecía como el origen del cubismo". Tras tomarse una copa en "La Chimenea" y explorar un poco marchose para volver 15 años después para quedarse.

A pesar de la dificultad que entrañaba el aprendizaje del idioma español intentó aprenderlo de forma autodidacta a través de los libros. Gracias a la curiosidad y a la ayuda de una academia de idiomas en Marbella consiguió adquirir un nivel bastante aceptable. Cabe destacar el interés de Jeremy por aprender y relacionarse con lo español. Comenta en tono jocoso: "Supongo que quería hablar con las chichas". Otro factor importante en su integración en la sociedad fue la asociación Ojearte (formada por artistas que viven en el pueblo). Según nos dice Jeremy "es bonito relacionarse con pintores, escultores, músicos y escritores de muchos países".

Este pintor británico vive en una de las calles más escarpadas y con más encanto del municipio. Esto unido a la luz especial del paisaje de Andalucía, ha conseguido grabarse en la memoria de este. Aprovechando todo esto, Jeremy ha sido pintor de calle y nunca ha tenido queja alguna sobre el respeto de los viandantes sobre su trabajo. En su trayectoria artística ha trabajado con varias técnicas (grabados, acuarelas...) pero sobre todo prefiere usar el óleo. Pero antes de utilizar cualquier técnica o pintura lo primordial, la base es el dibujo. Después de hablar de la luz es inevitable tratar del tema del color. Los colores tienen multitud de significados y sería difícil el decantarse por uno en concreto. Jeremy considera que el color depende siempre del estado de ánimo, de como se siente en un momento dado. Nos comenta que en su tierna infancia su predilección era el rojo (el color del Ketchup).

Se considera un espíritu libre y claro nota de ello es su intento permanente de pintar en total libertad. Considera que la pintura es como un poema en el que puedes romper las reglas. Por tanto no podría inclinarse por tal o cual figura o tal o cual color... libertad plena que varía las preferencias y los gustos dependiendo del momento dado.

Hoy en día las nuevas tecnologías extienden sus raíces por todos los ámbitos, y la pintura no iba a ser menos. Las artes plásticas toman el camino del diseño y publicidad digital como una alternativa al arte manual. Pero no debemos echar en el olvido que muchas de las cosas que hoy consideramos innovadoras ya existían hace años. Véase Toulouse-Lautrec y su carteles publicitarios. Teniendo en cuenta las dos caras del prisma, Jeremy no desprecia las nuevas técnicas innovadoras y considera que pueden aportar enormes posibilidades, como cualquier otro medio. En el mundo de lo digital "queda un montón para hacer".

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente1.80/5

1.8/5 (5 votos)