Miguel de Gálvez

De Malagapedia
Saltar a: navegación, buscar

Miguel de Gálvez, nació en la villa de Macharaviaya el 30 de noviembre de 1725, fue bautizado con el nombres de Andrés Luis, hasta que a petición del propio interesado en 1747 se le antepone el nombre de Miguel. A igual que su hermano cursa estudios de Leyes y al finalizarlos marchó a la Corte para hacerse sitio en los sectores burocráticos de la época.

Es nombrado por Carlos III alcalde de la Casa y Corte, cargo que desempeñó durante cuatro años. En 1776 es nombrado Regidor perpetuo de la Ciudad de Málaga, uno de sus logros más queridos. Contribuye, junto a su hermano José, en la fundación del Montepío de Viñeros. Miguel siempre estará vinculado a la ciudad de Málaga, como lo demuestra la abundante correspondencia que mantuvo con el Cabildo de la ciudad. Participó activamente en las obras que se llevaron a cabo en la ciudad, el trazado de caminos y sobre todo en la protección de Málaga de las avenidas del río Guadalmedina.

Participó también en la política económica del país, especialmente en la confección de las disposiciones sobre aranceles proteccionistas, a través de los cuales se trataba de igualar el trato recibido por España y Francia que ponían restricciones al comercio con España.

En su carrera ascendente consiguió una serie de cargos entre los que podemos mencionar los siguientes: Consejero de Guerra, Gobernador de la Junta de Montepío Militar, Presidente de la Real Academia del Derecho Patrio, Ministro de la Real Junta de Correos, etc. Igualmente y como a sus otros tres hermanos se le concedió el Título de Caballero de la Real Orden de Carlos III. Todos estos ascensos se debieron, en parte, a la predilección que el Ministro de Indias tenía por su hermano Miguel.

En 1786 Miguel entra en la Diplomacia Internacional al ser destinado en la embajada de Prusia. De Prusia marchará a otro país del Este de Europa, Rusia, donde demostrará sus condiciones para desarrollar una política económica dentro del marco diplomático, logrando abrir un nuevo mercado para los vinos Malagueños, que llegaron a la Corte de la Emperatriz Catalina.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.50/5

2.5/5 (4 votos)