Museo de Málaga

De Malagapedia
Saltar a: navegación, buscar

El Museo de Málaga constituye la más importante institución museística de ámbito provincial de la provincia de Málaga, albergando en sus fondos la mayor colección de objetos arqueológicos y artísticos de la misma.

Su nacimiento se produjo en 1973, cuando se unieron los hasta entonces independientes Museo Arqueológico Provincial y Museo Provincial de Bellas Artes. En la actualidad, el Museo de Málaga se encuentra cerrado al público. En estos momentos se están llevando a cabo las obras de rehabilitación y acondicionamiento para uso museístico de su nueva ubicación, el edificio del Palacio de la Aduana, en pleno centro histórico de la capital malagueña. Asimismo, se está redactando el nuevo plan museológico, que va a configurar la renovación de sus contenidos, incluyendo e integrando, por primera vez, en un sólo discurso expositivo, la colección arqueológica y la artística.

Historia

Museo Provincial de Bellas Artes (1913-1973)

En el terreno meramente institucional, el germen del presente Museo de Málaga lo constituye el Museo Provincial de Bellas Artes de Málaga. Éste surge a raíz del Real Decreto de 24 de julio de 1913, en virtud del cual, el entonces Ministerio de Instrucción Pública dispuso la creación de Museos Provinciales de Bellas Artes en aquellas ciudades que no contasen con ellos. La Real Academia de Bellas Artes de San Telmo había llevado a cabo una ágil política de adquisición de obras de arte durante el siglo anterior y se apresuró a crear el Museo Provincial de Bellas Artes de Málaga, en régimen de patronato, quedando su Junta constituida el 3 de febrero de 1915.

La primera sede fue ofrecida por el presidente de la Academia y de la Junta de Patronato del museo, el marqués de Larios, quien cedió provisionalmente un piso en la calle Pedro de Toledo. En estos locales se inauguró el Museo Provincial de Bellas Artes el 17 de agosto de 1916, y en ellos estuvo instalado hasta 1920, año en que se traslada de forma provisional a la sede de la Academia de Bellas Artes, en el antiguo colegio-noviciado de San Sebastián, donde compartirá espacio con la Escuela de Bellas Artes y las dependencias propias de la Academia.

Finalmente, tras largos años de gestiones, el edificio del Palacio de Buenavista, declarado Monumento Histórico-Artístico en 1939, es alquilado por el Estado para la instalación del museo. Enrique Atencia Molina realizó el proyecto de rehabilitación y adaptación museográfica, culminado en 1961 con su inauguración. En esta sede permanecerá la colección hasta los años 90.

Museo Arqueológico Provincial (1947-1973)

El Museo Arqueológico Provincial de Málaga se creó por Decreto de 1947 y fue inaugurado en 1949, teniendo como sede el palacio-fortaleza medieval de la Alcazaba de Málaga, y siendo sus principales promotores Juan Temboury, Delegado Provincial de Bellas Artes, y Simeón Giménez Reyna, a la sazón Comisario Provincial de Excavaciones Arqueológicas. En las estancias palaciegas se instaló la exposición permanente del museo, mientras las torres defensivas y el barrio de viviendas se utilizaron como almacenes y taller. El nuevo museo integraba en su colección fundacional los fondos del antiguo Museo Loringiano, colección arqueológica formada en el siglo XIX por los Marqueses de Casa-Loring, así como los fondos arqueológicos del entonces Museo Provincial de Bellas Artes y los procedentes de las diferentes excavaciones realizadas desde los años 30 del siglo XX en la propia Alcazaba de Málaga y otros yacimientos arqueológicos de la provincia.

En consecuencia, el museo exponía objetos procedentes de varios yacimientos clásicos de la arqueología provincial, en un rango de cronología que iba desde la Prehistoria hasta el período islámico: las cuevas con ocupación prehistórica y arte rupestre, como La Pileta y la Victoria; necrópolis del período megalítico, como la de Alcaide; algunos de los primeros objetos fenicios conocidos en la provincia, antes de que se sospechara incluso la magnitud del fenómeno de la colonización fenicia en la costa malagueña; una valiosa colección romana de bustos, esculturas y piezas funerarias, con origen en Cártama y el subsuelo del Palacio de la Aduana, entre otros lugares; y notables elementos provenientes de sitios medievales, tales como la Alcazaba de Málaga o Bobastro.

Creación del Museo de Málaga (1973-Actualidad)

En 1973 se constituye el Museo de Málaga, unificando en una misma institución del patrimonio el Museo Provincial de Bellas Artes y el Museo Arqueológico Provincial. Sin embargo, durante más de veinte años las dos colecciones siguieron teniendo ubicaciones separadas, en dos edificios emblemáticos de la ciudad -el Palacio de Buenavista y la Alcazaba de Málaga-.

En 1984, la transferencia de competencias en materia de Cultura desde el Estado Español a la Junta de Andalucía propició que la gestión del Museo de Málaga fuera traspasada a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. De este modo, desde entonces la titularidad del museo es estatal, pero su gestión la realiza la Comunidad Autónoma.

El 31 de agosto de 1997 la Junta de Andalucía adquiere el Palacio de Buenavista para convertirse en sede del Museo Picasso de Málaga, trasladándose la colección de Bellas Artes al cercano Palacio de la Aduana. El ático de este edificio fue acondicionado como sala de reserva climatizada para albergar las colecciones del museo, mientras la Sala de las Columnas se habilitó como sala de exposiciones temporales.

Paralelamente, en 1996, las obras de rehabilitación de la Alcazaba obligaron al traslado de la colección arqueológica, ubicándose provisionalmente los fondos en el Convento de la Trinidad. En este edificio permanecieron las colecciones hasta 1999. Finalmente, la Sección de Arqueología quedó instalada en un edificio de la Avenida de Europa de Málaga, donde actualmente tiene su sede, al ocupar el espacio que había dejado el Archivo Histórico Provincial. El museo comparte el inmueble con la Biblioteca Pública del Estado.

El Museo de Málaga, hoy

Actualmente, y de forma temporal, tanto la colección de Bellas Artes como la de Arqueología están cerradas al público. Mientras se elabora y ejecuta el proyecto del nuevo Museo de Málaga, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía han establecido una programación de exposiciones, para mantener una presencia activa del museo en la ciudad. Estas exposiciones pueden ser visitadas en el Palacio Episcopal de Málaga.

En su conjunto, el Museo de Málaga cuenta con más de 2000 piezas de valor artístico, en ocasiones realizadas por artistas antiguos de gran importancia, como Luis de Morales, Luca Giordano, Bartolomé Esteban Murillo, Antonio del Castillo, Alonso Cano, José de Ribera, Diego Velázquez, Vicente Carducho,Francisco de Goya, Pedro de Mena o Francisco de Zurbarán. La institución destaca como pinacoteca, dado que custodia la que es considerada una de las mayores colecciones de pintura del siglo XIX en España, estando representados nombres tan ilustres como Joaquín Sorolla, Carlos de Haes, Federico de Madrazo, Antonio María Esquivel, Vicente López o Ramón Casas, así como varios de los más célebres integrantes de la denominada Escuela malagueña de pintura: José Moreno Carbonero, Enrique Simonet, Antonio Muñoz Degrain, José Nogales Sevilla, Bernardo Ferrándiz... Mientras que en el panorama internacional cuneta con obras de León Bonnat y de Franz Marc. Además posee una interesante colección de arte moderno malagueño y andaluz hasta la década de los 50 con obras de Picasso,Canogar, Barjola, óscar Domínguez o Guinovart entre otros.

Especialmente interesante es la condición en la que se encuentra la colección de objetos arqueológicos. Como se sabe, la Arqueología es una actividad viva, en continuo desarrollo, y con frecuentes nuevos descubrimientos, sobre todo en un área tan rica arqueológicamente como la provincia malacitana. Al haber estado cerrado el Museo durante más de un decenio, cuando se decidió la reapertura de la institución y su implantación en el Palacio de la Aduana, su colección arqueológica ya había quedado obsoleta, encontrándose los nuevos hallazgos fuera de sus instalaciones, pendientes de su depósito. Para mitigar esta circunstancia negativa, el Museo de Málaga ha iniciado una importante labor de recuperación y acopio de materiales arqueológicos que según la normativa deberían haberse depositado inicialmente en sus dependencias. El resultado está siendo un incremento notable de la colección arqueológica respecto a la exposición clásica del viejo Museo Arqueológico Provincial de la Alcazaba. Así, por ejemplo, se han incorporado a los fondos del Museo piezas procedentes de las excavaciones efectuadas en las últimas décadas del s. XX por la Universidad de Málaga. De igual forma, se han ido depositando diversos lotes provenientes de las abundantísimas intervenciones arqueológicas preventivas y de urgencia que en los últimos 20 años se han desarrollado en el casco urbano de Málaga.

La apertura del Museo de Málaga en su nueva sede del Palacio de la Aduana está prevista para finales de 2012 o comienzos de 2013.

Referencia

Este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

3.2/5 (5 votos)