Turismo en Marbella

De Malagapedia
Saltar a: navegación, buscar

Turismo en Marbella

Puntos de interés

Marbella está situada a orillas del Mediterráneo, entre Málaga y el estrecho de Gibraltar, y en la falda de la Sierra Blanca. Su casco histórico tiene una estructura irregular formada por tres áreas morfológicas diferentes correspondientes a tres etapas también diferentes. Abarca el antiguo recinto amurallado y los dos arrabales históricos de la ciudad: el Barrio Alto, que se extiende hacia el norte, y el Barrio Nuevo, situado al este. El recinto amurallado, de época altomedieval viene dado por la cerca árabe; su perímetro tenía tres puertas de entrada y dieciséis torres de defensa y vigía. Marbella era un entramado de calles transversales o radiales de trazado sinuoso que enlazaban las puertas del recinto murado. La Marbella musulmana perdió parte de su fisonomía tras la conquista de los Reyes Católicos; se construyen entonces casas señoriales, iglesias, conventos, y se abren nuevos espacios en la trama urbana.

Lugar donde existen evidencias de haber constituido un Husun, complejo fortificado y con arrabal, fechado alrededor del siglo IX. La cima del cerro, cuya altura permite un excelente control visual, está fortificada presentando una planta rectangular de unos 1200 metros cuadrados. Se observan torres al Este, Norte y Sur, siendo el lado Oeste el peor conservado, además de algunas zonas de estructura muraria. Sofocada la rebelión de Abd al-Rahman III, todos los asentamientos de esta zona fueron integrándose en una red de fortificaciones de gran valor estratégico. Cerro Torrón quedaría incluido entre estos sitios arqueológicos, coexistiendo con la fortaleza de Marbella durante la segunda mitad del siglo X y parte del XI, cuando es definitivamente abandonado.

Ubicada en el mismo corazón del Centro Histórico de Marbella, la plaza de los Naranjos fue abierta en el año 1485 según los diseños urbanísticos cristianos de la época. Se encuentra enmarcada por las características casas blancas y una fuente renacentista, además de tres edificios históricos de la ciudad: la Casa Consistorial, la Casa del Corregidor y la vieja ermita de Santiago. Actualmente es el centro de una concurrida zona comercial, y los bares y restaurantes de la Plaza le proporcionan una continua clientela que acude para disfrutar de una excelente comida o de una apacible cena iluminada por la suave luz de las velas.

Pequeña y recoleta plazuela denominada así por la Capilla del Santo Sepulcro que se encuentra situada en ella. Enmarcada entre blancos edificios de poca altura y arquitectura tradicional, además, en esta plaza podemos encontrar la Casa de Hermandad Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Ubicada en un asentamiento de origen púnico, su desarrollo y esplendor está fechado hacia el siglo II de nuestra era. Descubierta en la década de los 60 del siglo XX, el área excavada incluye un patio interior enmarcado por unas doce columnas, (peristylum) cuya finalidad era dar luz a las salas interiores y en torno a él existen seis habitaciones, algunas decoradas con mosaicos. Su importancia radica en un conjunto musivario de tema diverso y gran calidad que decora los pasillos en torno al peristilo y algunas habitaciones, con un estado de conservación excelente. El maremoto del año 365 coincidiría con el ocaso de la población local y sus consecuencias acelerarían el proceso de desintegración de la cultura romana. A principios de la Edad Media, tras las invasiones, la villa debió quedar abandonada definitivamente.

Edificios y monumentos

Arquitectura civil

Situado en la Plaza de los Naranjos, fue mandado construir por el corregidor Juan de Pisa en el año 1568, y acoge en su fachada numerosas lápidas conmemorativas de los siglos XVI y XVII, además de un majestuoso balcón corrido de hierro forjado, que servía a las autoridades para presenciar los festejos que se celebraban en la plaza. Toda su fachada se encuentra construida a base de sillares de piedra, que en la actualidad queda oculta por el enfoscado. Con tres plantas de altura, destaca en ella su portada de acceso en piedra vista. En su interior, su sala capitular se cubre con una interesante armadura mudéjar de cuatro paños de limas.

Palacio del siglo XVI que conserva una interesante fachada de piedra en la que destaca el balcón del primer piso, formado por un hueco acabado en arco apuntado y enmarcado por alfiz sustentado y rematado por discos y bolas. Dicho hueco se acompaña a ambos lados por escudos acuartelados, idénticos, también labrados en piedra, quedando todo ello enmarcado por un segundo y amplio alfiz que se corona con una sencilla cornisa. Sobre una planta superior se muestra una bella galería de arcos de medio punto realizados en ladrillo visto que, enmarcados en alfiz, se apoyan sobre columnillas de piedra unidas por antepecho de ladrillo.

Ubicado en pleno casco antiguo de la ciudad, cerca de los restos de la muralla califal y de la Iglesia de la Encarnación, a través de callejuelas estrechas se llega al antiguo Hospital de la Encarnación, hoy más conocido como Hospital Bazán. Edificio de carácter renacentista de marcada impronta gótico-mudéjar, su fundación fue uno de los hitos importantes de Marbella por su trascendencia histórica. Su fundador, el alcalde de la fortaleza y regidor de la ciudad, Alonso de Bazán, en 1570 establecía en su testamento que sus casas principales fueran destinadas a hospital para pobres bajo la advocación de Santa María de la Encarnación. Atendido por los religiosos trinitarios del convento cercano, funcionó como hospital, siendo luego Casa de maternidad para expósitos de Marbella y Estepona, sirviendo después para usos muy diversos. En 1989 se inició su restauración para sede del Museo del Grabado Español Contemporáneo.

También conocido como Hospital de San Juan de Dios, es una construcción del siglo XVI aunque muy reformada en épocas posteriores. Fue fundado por los Reyes Católicos a finales del siglo XV y en documentos antiguos se le cita como "Hospital Real, para que en él se curen personas forasteras". Fue desmantelado en julio del año 1936, y en la actualidad es la sede de la cofradía de Nuestro Padre Jesús a su Entrada en Jerusalén y María Santísima de la Paz. De su fábrica destacan su portada labrada en piedra, su capilla, la armadura mudéjar y el patio interior. La fachada, muy desfigurada por diversos añadidos, conserva elementos góticos como el friso de bolas abulenses sobre el sencillo hueco de entrada o las dos hornacinas laterales que lo flanquean.

Arquitectura militar

Fuerte mandado edificar en el siglo XVIII dentro de la política de Felipe V de fortificar la costa española frente a los ataques extranjeros. Con una tipología puramente "moderna", se trata de una batería de costa, que constaba de capilla, almacén para la pólvora, cuarto para poner las armas de artillería, panadería, cuartel para el oficial, cuartel para los soldados, cuartel para la caballería, cuartel del guardia, y mazmorra. Su puerta, orientada al norte, estaba protegida por una muralla en ángulo. En 1752 el Fuerte estaba terminado y era realmente inexpugnable con su batería circular para seis cañones de veinticuatro. El Castillo de San Luís tuvo una existencia efímera, pues, a toda prisa el mismo día de San Luís Rey de Francia, el 25 de agosto de 1812 fue volado por las tropas de Napoleón. Hoy lo que queda nada tiene que ver con la construcción original, descontextualizada además dentro del hotel El Fuerte.

De la fortaleza ha desaparecido gran parte de sus muros, pero quedan incrustadas en edificaciones actuales varias torres y lienzos. Los materiales originales indican una fecha de construcción del siglo X. Se conserva la llamada "torre del Cubo", situada en el ángulo Noroeste, y en el lado Norte dos torres llamadas del "Chorrón" y de "La Puente Levadiza". En el lado Sur quedan dos torres, y en el flanco oeste, donde estaría la puerta principal, existen aún cuatro torres de planta cuadrangular, aunque adosadas y apenas se aprecian. La fortaleza tuvo siempre este problema: durante el siglo XVI comenzaron los adosamientos de casas, primero extramuros y después en el interior, apoderándose del solar de la fortaleza, quedando hoy algunos elementos incrustados en las viviendas.

Se encuentra situada en una zona elevada, próxima a la playa y rodeada completamente por eucaliptos, a pocos metros del antiguo cuartel de la Guardia Civil, en el inicio de la carretera de Istán. Parece que su nombre se debe a un vocablo en desuso que pudiera significar ensenada pequeña. Se trata de una torre construida a partir del siglo XVI dentro del sistema de vigilancia de la época y dispuesta para el usos de armas de fuego. Es de planta redonda y perfil troncocónico, construida mediante mampostería de piedra tomada con mortero de cal. Presenta una altura de 11,90 metros, con 7,40 de diámetro en la base y 5,20 metros en la azotea.

Arquitectura religiosa

Emblemático edificio que data del finales del siglo XV en pleno corazón del casco antiguo de Marbella, una de las fundaciones de los Reyes Católicos. Era una edificación de dos plantas de relativo gran porte que sirvió de albergue a una comunidad de religiosos Trinitarios Calzados que, entre otras funciones, atendía al Hospital Bazán. Del edifico hoy se conserva un tercio, La Capilla de Santa Catalina, de estilo gótico, con arcos apuntados y el Claustro con interesantes columnas. En el año 2018 se aprueba proyecto para su adecuación a uso museístico para la ciudad.

Situada junto a la actual iglesia del mismo nombre está esta pequeña ermita construida a comienzos del siglo XVI y restaurada posteriormente. Es una construcción con una sola nave, de las de tipo "cajón", aunque tiene anexa otra pequeña nave que en su momento sirvió como dependencia al ermitaño que la asistía. Su puerta de arco apuntado se abre entre resaltes de molduras y se corona con un óculo. Su fachada, limitada por el remate triangular de la cubierta, muestra hacia la derecha una pequeña espadaña de un sólo vano, obra del siglo XVIII.

Es éste el edificio religioso más antiguo de Marbella. Fue mezquita consagrada tras la Reconquista, y en 1505 el arzobispo de Sevilla la erigió parroquia, rango que mantuvo hasta aproximadamente el siglo XVII cuando adquirió la categoría de ermita. Es una construcción sencilla, de una sola nave y planta rectangular de 16x8 metros que muestra al interior una cubierta rasa y a dos aguas en el exterior, de donde destaca una pequeña espadaña. En lateral del templo que da a la plaza de los Naranjos presenta una hornacina con una imagen contemporánea del apóstol Santiago. Hoy es sede de la Cofradía del Cristo del Amor y cuenta con una de las piezas más importantes de la imaginería marbellí, una talla de San Juan Bautista atribuida a Mariano Benlliure.

Se trata de una de las edificaciones cristianas más antiguas de Marbella, pues su construcción se puede fechar en el siglo XVI, aunque en el XVIII fue ampliada con una torre-camarín. Tiene planta de cruz latina con una sola nave, en cuyo crucero presenta una cúpula sobre pechinas que se proyecta al exterior por medio de un cimborrio de forma octogonal, articulado por pilastras compuestas que sustentan un entablamento. La fachada de los pies cuenta con un remate triangular por la cubierta a dos aguas, y en su lado izquierdo se levanta una torre-campanario que se corona con una cubierta piramidal revestida de azulejos en azul y blanco. En su interior, el coro se apoya sobre columnas toscanas de mármol, y se utiliza el color albero para resaltar las molduras y la ornamentación.

Testimonio proyecto urbano emprendido por el marqués de Duero a final del siglo XIX para la construcción de la Colonia Agraria industrial de San Pedro de Alcántara. Levantada entre 1860 y 1866 y luego reformada, consta de tres naves separadas por arcos de medio; la central se cubre con bóveda de cañón y las laterales con bóvedas de arista, mientras que la capilla mayor lo hace con cúpula semiesférica. Muy interesante es su fachada a los pies, con su pórtico abierto en planta baja. Sobre él un segundo cuerpo de tres calles separadas por pilastras, presenta un óculo en el centro y hornacinas en los laterales. Sobre el eje central se alza una torrecilla con arcos de medio punto en cada frente, ejemplo notable de torre-pórtico que recuerda el esquema compositivo del Portichuelo antequerano.

Pocos años después de la conquista de Marbella, y sobre una primitiva iglesia fundada por los Reyes Católicos, se levanta esta parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación. La mayor parte del edificio data de las primeras décadas del siglo XVIII, aunque las nuevas obras comenzaron entre los años 1617 y 1623, como confirma una lápida en un lateral con la fecha de 1618. No se sabe de su arquitecto, pero si de sus carpinteros, Pedro de Castillo y Salvador Gálvez, y del cantero José Gómez, quien en 1756 labró la magnífica portada principal, quizás sobre diseño de Antonio Ramos. La iglesia sufrió los desastres de la Guerra Civil, perdiéndose casi la totalidad de los bienes muebles, así como las cubiertas, que fueron modificadas en la década de 1940. Presenta planta basilical, con tres naves separadas por arcos de medio punto que soportan pilares cruciformes.

Museos y galerías

Situado en el casco antiguo de Marbella, justo detrás de la Iglesia de Santa María de la Encarnación, fue inaugurado el 28 de noviembre de 1992, supone la plasmación del esfuerzo conjunto del Profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, José Luis Morales y Marín, que, tras múltiples conversaciones con José Manuel Vallés Fernández, primer delegado municipal de Cultura del ayuntamiento de Marbella, donó para este fin su colección particular de más de dos mil grabados, y el Ayuntamiento de la ciudad, que habilitaría con este motivo su actual sede, el antiguo Hospital Bazán, un representativo conjunto de la arquitectura civil renacentista de la ciudad, fechado en el siglo XVI, y situado en el casco antiguo de Marbella

Parques y jardines

Espacios naturales

Quizás la más bonita de todas las playas del centro urbano de Marbella, se trata de una playa urbana de arena dorada y oleaje moderado, situada en casco antiguo de la ciudad y junto al Puerto Deportivo de Marbella. Tiene unos 1.100 metros de longitud y unos 30 metros de anchura media. Es una playa con un grado de ocupación alto y con toda clase de servicios.

Emplazada en la Milla de Oro Marbellí, es ésta una playa de aguas cristalinas y arena limpia, que ofrece todo tipo de comodidades necesarias para un día de playa, desde alquileres de yates hasta sombrillas. Ideal también para caminar o pasear en bicicleta por el paseo marítimo, ya que muchos de sus bares y restaurantes ofrecen alquiler de bicicletas.

Playa de arena fina y dorada, con aguas limpias y buenos chiringuitos, constituye una de las playas más extensas de la zona, con muchos restaurantes, duchas, sombrillas y tumbonas en varios puntos.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)